¿Por qué lloró Salma Hayek, la superheroína líder de los “Eternals”?

Eternals es la más reciente propuesta de Marvel y aunque no ha tenido la mejor recepción por parte de la crítica, sí ha sido muy valorada en varios aspectos. Por ejemplo, es notable la diversidad que ha predominado en el reparto. Aparece por primera vez un personaje gay, Phastos, así como la primera superheroína sorda, Makkari. Además, la diversidad racial tiene como símbolo a la actriz Salma Hayek, que desempeña el papel de la superheroína líder, Ajak.

Hoy nos acercamos a lo que ha significado para Salma esta oportunidad. Lee hasta el final, que hay hasta lágrimas y emociones incluidas en esta historia.

Un intenso año de trabajo para Salma Hayek

“Eternals” es la tercera película que ha estrenado Salma Hayek en lo que va del año. Anteriormente la vimos en Felicidad y El otro guardaespaldas 2. Además, está previsto el lanzamiento de La casa Gucci de Ridley Scott. Como productora, ha trabajado en la serie Monarca y también en Santa Evita.

Sin dudas, ha sido un año muy intenso para ella, pero “Eternals” ha significado mucho más que puro trabajo y aquí te contamos por qué.

¿Por qué la interpretación de la superheroína líder de los “Eternals” le causa tanta emoción a Salma Hayek?

Salma Hayek, la superheroína líder de los “Eternals”, representa a una mujer fuerte y determinada, una líder que traza su propio camino y ayuda a otros a encontrar el suyo para hacer el bien.  

En una entrevista con Despierta América, la actriz destacó la perspectiva de inclusión que defiende la peli y todo lo que representó para ella poder interpretar el papel de la superheroína líder, Ajak.

“Se había abierto una puerta donde no entraba yo sola, sino que dentro de ese traje íbamos todos los latinos que hemos esperado este momento”, dijo. Por eso lloró de la emoción.

 “No sabía si iba a aguantar así, con eso apretado. Cuando me lo puse, me solté a llorar. Vi mi cara morena en el traje de superhéroe y al ver mi cara vi tu cara, vi mi cara de niña que tuvo que tener tanto valor para soñar grande, vi la cara de todas las niñas… Y me di cuenta de que se había abierto una puerta donde no entraba yo sola, sino que dentro de ese traje íbamos todos los latinos que hemos esperado este momento”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar