¿Qué es la slow food y qué principios incluye?

¿Qué es la slow food? Esta filosofía, que se refiere a la «comida lenta» es muy simple: implica alimentarse de manera consciente y tranquila, para estar atentos todo lo que ingerimos. Además, esta tendencia, presta atención a la calidad de los alimentos, su procedencia y la manera en que son cocinados.

¿Qué características debe tener un alimento slow food?

Un alimento Slow Food debe ser: bueno, limpio y justo. Es decir, debemos consumir alimentos sostenibles y de calidad, cuya producción haya sido respetuosa con el medio ambiente, el bienestar animal y la salud humana. El concepto bueno significa que sentimos placer en el momento de comerlo. Finalmente, el término justo implica que los productores reciben una retribución justa por su elaboración.

La slow food también aboga por el consumo local

La slow food también defiende que los sabores son más frescos si los productos son de temporada y se consumen en el momento de la madurez. 

Además, aboga por el consumo local, reducir el transporte del producto, el embalaje y, por tanto, la contaminación. Esto ayudará a que tengamos más conocimientos sobre lo que consumimos. 

¿Cuáles son los orígenes de la slow food?

Este movimiento surgió en Italia en 1986, como respuesta a la inauguración de un restaurante de comida rápida McDonald’s en la Plaza España de Roma. Además de oponerse a la fast food (comida rápida), también apoyaban las recetas elaboradas con género local, los productos naturales, y el disfrute de las comidas sin prisa.

La dieta cetogénica, más conocida como dieta keto, propone reducir al máximo el consumo de glúcidos y aumentar el de grasas Esto tiene como principal objetivo conseguir una rápida pérdida de peso. Pero, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de seguir esta dinámica alimenticia?  Aquí puedes leerlas. 

Al comer carbohidratos, nuestro cuerpo produce glucosa e insulina. Como la glucosa se utiliza como energía primaria, las grasas no son necesarias y, por lo tanto, se almacenan en el cuerpo. Por el contrario, al reducir el consumo de carbohidratos, el cuerpo es inducido a un estado conocido como cetosis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar